miércoles, 15 de junio de 2011

El Magnetrón


El otro día, el microondas empezó a fallar y tuve la brillante idea de llamar al "técnico". Cosa que no hay que hacer nunca jamás de los jamases, bajo ningún concepto.
Se presentaron en casa un par de individuos con aspecto de homínido.
Uno era el jefe, el que sabe de que va el tema, unos 50 años. El otro, un chavalín, con una cara de adolescente que te cagas.

- ¿Amo a vé cual é el problema?
- Pues nada, que el microondas no funciona.
- ¡Venga chaval! Desmontame el cacharro.
El chavalín coge el destornillador de estrella y empieza a desmontar.
- ¡Venga nene, que no tenemos tol día!
Al final, el jefe toma las riendas y desmonta él mismo la tapa.
Cuando acaba de quitar el último tornillo y gracias a que los técnicos tienen poderes adivinatorios, afirma:
- ¡Pues esto va a ser
el Magnetrón! ¡No tiene arreglo evidentemente!
Saca su librito de facturas, empieza a escribir numeritos:
Mano dobra + desplazamiento + IVa ...........: 85,60€
Mano dobra:
5 minutos más caros que el dentista, que ya es la ostia. Sobretodo porque el dentista siempre te acaba arreglando alguna cosa o empastándote algo. O como mínimo torturándote con una limpieza bucal.

Desplazamiento:
Vienen desde "El lejano pais de los Técnicos" desde donde tienen que atravesar mares plagados de horribles criaturas, montañas gigantescas envueltas por la ventisca y el granizo, inospitos desiertos... para así, al fin llegar a su destino: Tu casa.

IVA: pues eso, el IVA.
- ¡Firme aquí!¡ Ala amo almorzá!
Aaaaaacojonante!!!
(Una historietilla**100% real)

No hay comentarios:

Publicar un comentario