viernes, 8 de julio de 2011

No es lo mismo 1 que 1 1



Puedo asegurar que no es lo mismo 1, que 1 y luego otro 1.

No me refiero a 11 o 1 más 1, sino a 1 y luego otro 1. Me explicaré.
El otro día al llegar del trabajo y abrir la puerta de casa, me encuentro frente a una montaña de rollos de papel de cocina que prácticamente llegaba al techo. En ese momento pensé ¿Qué coño es esto, una cámara oculta? ¿Acaso voy a empapelar las paredes de mi casa con papel de cocina? ¿Es una broma de los del super?... Pues no, símplemente era que al hacer la compra telefónica, la chica que cogió el pedido marco dos unos en vez de un uno solamente, con lo cual, en vez de un paquete de 6 rollos de papel de cocina habían 11 paquetes de 6 rollos de papel de cocina, osease 66 rollos. ¿Qué hago yo con 66 rollos de papel de cocina?. Pues devolver 10 rollos, evidentemente. Así que sin pensármelo dos veces, lleno mi coche de rollos y me voy pal super y al entrar por la puerta con un carro lleno de rollos hasta arriba, veo que hay una de las cajeras a la que le entra una ataque de risa y me dice, sin parar de reir:
- Hola, le estabamos esperando.
- ¿Esperando?
- Sí, es que cuando cogíamos el pedido, todos los del super estabamos alucinando de que en una sola compra alguien pidiera 11 paquetes de 6 rollos de papel de cocina. Llevamos todo el día pensando en la cara que iba a poner el cliente al encontarse una montaña de rollos en su casa.
No se preocupe, ahora mismo se lo abono.

Y con lágrimas en los ojos de tanto reir, me devuelve el importe de los 60 rollos y se queda cobrando en su caja, pero en esta ocasión... de muy buen rollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario